26 octubre, 2015

Halloween ( parte 1)

Llega la noche de Halloween y sí!, es una festividad extranjera. Seguramente las tiendas y su marketing tenían que encontrar algo entre la vuelta al cole y la Navidad para subir las ventas. Pero ya me conocéis, yo no desaprovecho NUNCA una oportunidad de montar una fiesta y reírnos un rato. Que el motivo es Halloween...pues Halloween!

Como maestra cuando aparece Halloween en la programación, siempre lo aprovechamos para hablar de miedos, para crear una atmósfera mágica y hablar de lo real y de los imaginario, para reflexionar sobre las cosas buenas y las no tan buenas...

Creando conjuro con mis compis y mis niños de clase
Y ahora, como mami, que Alicia es más mayor, su vocabulario es alucinante y que hemos pasado una época (coincidiendo con la llegada del hermanito) en la que se invento un ser imaginario que le daba mucho miedo y que le comía los pies,  estamos pasando unos días previos de Halloween muy divertidos.

Quería poder hablar con ella sobre el miedo, el miedo es algo natural, no es malo tenerlo. Odio la frase "no tengas miedo" (tanto como la de "no llores"). Solo hay que aprender a saber afrontarlo.

Quería poder ver con ella que hay miedos irreales, miedos a cosas que no existen, como los monstruos que salen en pelis o las brujas de los cuentos.
Entonces ella me sorprendió diciendome miedos reales y lógicos, miedo a caerse, a los ruidos o a que nos vayamos papá y mamá. 
(Mi hija y su lógica aplastante y que te desmonta el plan)

Así que juntas creamos a ComeMiedos, recordando una experiencia educativa que una vez leí. 
Solo necesitabamos una cartulina blanca tamaño folio y trocitos de cartulina negra y rosita. Para pegar cositas con niños pequeños nada mejor que pegamento liquido en boli, muy manejable para ellos y muy rápido de usar.


ComeMiedos es un fantasma muy divertido pero un poco glotón,se alimenta de los miedos que no nos sirven para nada. Así que estos días jugamos mucho con él, inventando su historia, su menú para cenar, descubriendo nuevas palabras y hablando un montón juntas. 


 
Me apasionan los libros y creo que esa pasión se la he transmitido a mi hija.  Una de las cosas con la que más disfrutamos es inventandonos cuentos (Papá es el ganador en esto de inventar historias). Alicia, a pesar de que tiene solo 2 años y medio, esta muy atenta cuando le narramos historias sin soporte gráfico, creando personajes o siendo ella la protagonista, y ya comienza a participar deciendo ella cositas de la aventura. Y es, en esos momentos, cuando me encantaría meterme en su cabecita y ver que se esta imaginando.


ComeMiedos se va a quedar un tiempo por casa, nos ha abierto la puerta a tratar muchos temas y me encanta oír todo lo que la pequeñaja nos cuenta. Ella ha decidido ponerle detrás de su cama, dice que así le tiene cerca por la noche... 
Esperemos que os guste nuestro amigo fantasma, mañana os enseño más cositas de Halloween.

2 comentarios:

  1. Qué maravilla! Mientras espero a que mi momento llegue, aprendo un montón de vuestra experiencia, y solo puedo desear que llegue el día en que pueda vivir esta aventura maravillosa. Me encanta tu hija, y ni siquiera la conozco, pero creo que es una niña extraordinaria. Aunque seguro que mucha culpa tenéis los papis :)
    Me ha encantado el fantasmita ComeMiedos, seguro que le va a hacer mucha compañía por las noches.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Qué buena idea el fantasma comemiedos!! jijiji

    ResponderEliminar